Mantis religiosa: La guía definitiva y cómo eliminarlas

Cuando de insectos o bichos fascinantes se trata, la mantis religiosa ocupa quizás el primer lugar en la lista, pues estos bichillos de apariencia singular no dejan de ser el centro de atención en el complejo e increíble reino insectívoro.

Y es que no solo son sus características físicas las que despiertan tal interés, pues su comportamiento es otra razón.

Mucho se ha hablado de lo beneficiosos que resultan estos insectos para las huertas y jardines en los hogares.

Incluso, hay a quienes les gusta tenerles en casa como si se tratara de una mascotilla más.

mantis religiosa mascota

Sin embargo, otros prefieren no tenerles cerca ni entre sus plantas, por las dudas de si son o no peligrosas.

Pues bien, ya sea que te gusten o no estos bichillos, si estás interesado en conocerles más, quédate con nosotros.

Aquí en “la guía definitiva de la mantis religiosa y cómo eliminarla” encontrarás todo lo que necesitas sobre este insecto.

Desde sus características, comportamiento y curiosidades, hasta los remedios y soluciones más útiles para eliminarlo.

Así que, ¡no se diga más! Comencemos el paseo por el mundo de la maravillosa e intrigante mantis religiosa.

¿Qué es la mantis religiosa?

 

La mantis religiosa, también llamada santateresa, mamboretá o mantis, es un insecto del orden Mantodea y de la familia Mantidae.

Se le ha dado dicho nombre por la manera tan particular en la que sostiene sus patas delanteras.

Y es que, para muchos, parece tener una actitud de rezo, recibiendo así la denominación “religiosa”.

Qué es la mantis religiosa

En su apariencia, este insecto es fácil de distinguir por su cuerpo delgado y alargado, de casi 8 cm de longitud.

Su cabeza es de forma triangular y tiene un par de ojos grandes y sobresalientes en los extremos.

La movilidad de su cabeza y la disposición de sus ojos le brindan una excelente visión binocular.

Respecto a sus patas, estas son puntiagudas y están cubiertas de pequeñas espinas parecidas a unas cuchillas.

La mantis religiosa puede tener colores variados, bien sean tonos verdosos o pardos con diferentes matices.

Esto les sirve para camuflarse entre las plantas y la tierra, pasando desapercibidas frente a las presas y los depredadores.

El color en su etapa adulta se relaciona con el medio en el hábitat que escogen en su última muda.

Así, las mantis de color amarillo han terminado de desarrollarse entre la hojarasca o paja seca.

Por otra parte, las de color verde brillante han permanecido durante su última etapa entre el pasto fresco.

En cuanto a su comportamiento, la mantis religiosa suele estar activa únicamente de día, y andar siempre en solitario.

Esto con excepción de la época de apareamiento, donde se les ve de a pares.

Tienen un comportamiento caníbal, puesto que la hembra engulle al macho en el momento del apareamiento o después de este.

A esta tendencia tan extraña se le conoce en el mundo de los insectos como un comportamiento de canibalismo sexual.

¿Por qué aparece la mantis religiosa?

Por qué aparece la mantis religiosa

Ahora que sabes qué es la mantis religiosa, tal vez te estés preguntando cuáles son las causas de su aparición.

Pues bien, en ese caso, lo primero que debes saber es que estos bichillos son nativos de las zonas templadas.

Asimismo, pueden estar presentes en cualquier tipo de vegetación y en todas partes del mundo.

Y es que, aunque provienen de Europa, Asia y el norte de África, se han expandido por todo el mundo.

La mantis religiosa tiene preferencia por los bosques caducifolios y la vegetación espesa de las zonas de clima templado.

Sin embargo, es común encontrarla entre los jardines de las casas, oculta entre las plantas, en busca de alimento.

Por esta razón, si tienes una huerta o jardín en casa, o si tienes plantas dentro de ella, tal vez tengas la suerte de encontrar a uno de estos bichos paseándose por allí.

Esto es aún más probable si tienes otras plagas merodeando en tus espacios, como arañas, moscas y otros insectos.

Tipos o especies de mantis religiosa

Tal vez te parezca sorprendente pero existen cerca de 2.400 especies de mantis religiosa en todo el mundo.

Cada una de ellas posee características y un modo de vida muy particular, más todas, por desagradable que parezca, están vinculadas con las detestadas cucarachas.

Como mencionábamos anteriormente, algunas especies de este insecto tienen la costumbre de devorar al macho en el apareamiento.

Esto lo hacen para conseguir una fuente de proteínas que les sirva de ayuda para la puesta de sus huevecillos.

En cuanto a apariencia, las mantis religiosas pueden ser de colores variados y tienen la capacidad de camuflarse.

Así, adoptan tonalidades y formas similares a los elementos de la naturaleza para mantenerse ocultas y emboscar a sus presas.

En vista de que existen tantas especies de este peculiar bichillo, aquí te nombramos algunas de las más comunes.

Mantis africana

Mantis africana

De color verde o café, es una de las especies de mantis más grandes del mundo.

Algunas personas la adoptan como mascota por su carácter dócil y apacible.

Mantis de alas yema

Mantis de alas yema

Lleva su nombre debido a lo cortas que son las alas de la hembra de esta especie.

Por lo general, presenta colores claros o cafés, con machas oscuras y claras en todo su cuerpo.

Mantis hoja muerta

Mantis hoja muerta

Se trata de una de las especies más grandes, procedente de Malasia, la cual se camufla como una hoja seca.

Mantis gigante asiática

Mantis gigante asiática

Suele ser de color verde brillante, aunque también puede tener tonos amarillos o cafés.

Es usualmente adoptada como mascota, pues resulta bastante sencilla de cuidar.

Mantis Orquídea

Mantis Orquídea

Como su nombre lo indica, esta mantis se camufla y hace parecer que es una bella orquídea.

Sus colores son el rosa y el blanco, y tiene lóbulos en las patas que asemejan a los pétalos de la flor.

Picadura de la mantis religiosa

Al contrario de lo que algunos creen, la mantis religiosa es bastante inofensiva, pues no suele atacar a las personas.

De hecho, este bichillo prefiere evitar el contacto con los seres humanos, manteniéndose camuflado entre las plantas y la tierra.

Es tan tranquilo este animal que muchas personas le cogen de mascota y lo colocan adrede entre su jardín.

Sin embargo, como cualquier otro insecto, la mantis religiosa puede ser un tanto agresiva si se siente amenazada.

Así, puede llegar a morder o a rasguñar con las espinas de sus patas, resultando lesiones ligeras y poco dolorosas.

Por supuesto, mientras más grande sea el insecto, mayor puede ser el daño que cause al defenderse.

De cualquier manera, la picadura de una mantis religiosa no es algo común y tampoco supone un enorme riesgo.

Estos insectos no poseen veneno ni transmiten enfermedades mediante su mordedura, por lo que no es algo de qué preocuparse.

¿Son peligrosas las mantis religiosas?

Son peligrosas las mantis religiosas

Si leíste con detenimiento el segmento anterior, sabrás que la mantis religiosa no es un insecto potencialmente peligroso.

Pues, aunque puede morder en ocasiones o causar rasguños con las cuchillas de sus patas, no supone un verdadero riesgo.

Tanto es así que en algunos jardines se les utiliza como mecanismo natural para el control de otras plagas.

Esto la ha convertido en uno de los insectos más apreciados por los jardineros y los amantes de la plantación.

Para que tengas una idea, una mantis adulta puede comerse hasta 25 moscas a lo largo de un día.

Por lo que, más que un peligro, resulta una gran ayuda en el control de otros bichillos no deseados.

En vista de ello, muchas personas han cogido a la mantis religiosa como una mascota, conservándola en su jardín.

Sin embargo, no deben olvidar que, como cualquier animal, podrá atacar si se siente vulnerada o amenazada.

¿Cómo eliminar a la mantis religiosa?

Aunque las mantis religiosas no son un peligro ni una plaga en sí mismas, algunas personas no sienten empatía por ellas.

Si eres una de ellas, aquí te dejamos algunos consejos simples y efectivos para eliminar a este insecto.

Retiro manual

Aunque parezca tonto o quizás poco atractivo, este método es uno de los más efectivos para eliminar a este bicho.

Si quieres deshacerte de la mantis, solo debes cogerla y depositarla en una caja o recipiente.

Así, podrás liberarla en otra parte, en lugar de matarla.

Si el insecto es relativamente grande, lo mejor es que uses guantes o unas pinzas para tomarla.

Así evitarás que te muerda o te lastime si se siente agredida o molestada.

Cómo eliminar a la mantis religiosa

Agua jabonosa

Este es uno de los remedios caseros más prácticos, fáciles y accesibles para repeler a cientos de insectos.

Generalmente, se le utiliza para alejar a las plagas como chinches y escarabajos, pero también funciona en estos casos.

Lo que debes hacer es coger una botella con pulverizador, llenarla de agua y verter jabón para lavar platos.

Luego de agitar con fuerza, puedes rociar la mezcla directamente sobre el animal y así lograrás deshacerte de él.

Esta medida es bastante efectiva porque, al repeler a otros insectos, evita que la mantis se aparezca por los alrededores.

Al no tener alimento, no le quedará de otra que emprender el rumbo hacia otro lugar.

Para ello, te recomendamos rociar tus plantas cada cierto tiempo con esta mezcla, y así mantendrás el efecto repelente.

Remedios caseros para acabar con la mantis religiosa

Si aún no te convence la idea de tener a estos pequeños huéspedes en tu jardín, prueba estos remedios caseros.

Repelente de cerveza

La cerveza es uno de los ingredientes más utilizados cuando de combatir insectos se trata.

Puedes preparar un poderoso repelente con solo una cerveza sin gas, un poco de enjuague bucal, levadura y sales Epsom.

Para hacerlo, debes colocar partes iguales de cada ingrediente en una botella con pulverizador y luego agitar muy bien.

Luego, solo tendrás que rociar la mezcla por los lugares donde no quieras ver a estos bichos y, ¡ya está!

Remedios caseros para acabar con la mantis religiosa

Purín de ortigas

Este remedio casero es realmente sencillo y muy conocido por quienes buscan repeler a todo tipo de insectos.

Para hacerlo, solo necesitas un recipiente no metálico, 10 litros de agua y 100 gramos de ortigas.

Debes verter todos los ingredientes en el recipiente y dejarlos macerar durante aproximadamente 48 horas.

Una vez transcurrido este tiempo, debes colar la mezcla y verterla en un recipiente con pulverizador.

A continuación, rocía el líquido sobre las plantas y en los lugares donde no quieras ver bichillos rondando.

Esto bastará para mantener a todos los insectos lejos de tu hogar, incluidas las mantis religiosas.

Más trucos para matar a la mantis religiosa

Si los consejos anteriores no te han convencido del todo, ¡no te preocupes! Aquí tienes otros truquillos que te servirán.

 

Cúrcuma para repeler a la mantis religiosa

Si quieres evitar la aparición de este insecto por tu jardín y los alrededores, la cúrcuma puede ser la solución.

Solo debes coger un poco de esta especia y espolvorearla entre las plantas y en los lugares que desees proteger.

Gracias a su contenido de curcumina, los bichos acabarán por asfixiarse y morirán.

Asimismo, el efecto antimicrobiano hace que el ambiente se torne insoportable para las plagas, manteniéndolas alejadas.

Más trucos para matar a la mantis religiosa

Promover la presencia de los depredadores naturales

Como es típico de la cadena alimenticia, la mantis religiosa tiene ciertos depredadores que amenazan su existencia.

El principal de ellos son las aves insectívoras, como los petirrojos, los zorzales, la alondra y el ruiseñor.

En tal sentido, una manera fácil de acabar con estos y otros insectos es promoviendo la presencia de estas aves.

Para ello, se aconseja colocar casas y comederos para pájaros en los jardines y sus alrededores.

Si tomas en cuenta este consejo, verás cómo éste y otros bichos no dan señales de vida en tu jardín.

Pues bien, ya que conoces a la mantis religiosa y cómo eliminarla, podrás decidir si quieres tenerla o no cerca.

Sin embargo, no olvides que este bichillo es beneficioso para las huertas y jardines, y que puede servirte un montón.

Si tienes problemas con ciertas chinches, dejar que una mantis se pasee entre tus plantas puede ser una buena alternativa.

Así, si ves a uno de estos insectos por allí, tal vez lo pienses dos veces antes de acabar con él.

Pero si no hay manera de que te agrade, siempre podrás recurrir a nuestros consejos para eliminar la mantis religiosa.

 

Mantis religiosa
5 (100%) 1 vote