Termitas: La guía definitiva y cómo eliminarlas

Si de bichillos destructores se trata, las termitas se llevan el puesto número uno de la categoría; y es que estos desagradables insectos no entienden de construcciones históricas o de casas muy costosas, por lo que no dudan en acabar con todo lo que se cruce en su camino.

Estos animalillos son considerados una plaga a nivel mundial. De hecho, existen más de 2.000 especies de termitas en todo el mundo, unas peores que otras. En España, estos insectos suelen causar pérdidas anuales de millones de euros, lo que las convierte en una potencial amenaza para gran parte de los españoles.

Pues bien, si tienes un problema como este en casa, seguramente has comprobado lo molestos que pueden llegar a ser estos bichillos, así que, para ponerle fin al asunto, te hemos traído un montón de información que te ayudará a comprender mejor de qué va la cosa y a ponerle un punto y final a la historia de las termitas.

¿Qué son las termitas? 

También conocidas como hormigas blancas, las termitas son unos pequeños bichos pertenecientes al orden los isópteros. Se identifican por ser insectos sociales, ya que viven en colonias, y su dieta gira en torno a la madera y otros materiales cargados de celulosa.

La mayoría de estos animalillos viven en climas tropicales y subtropicales, sin embargo, los climas templados son también un blanco perfecto para estas plagas. En España, una gran parte de los ataques por termitas son liderados por la termita subterránea, una de las especies más preocupantes, capaz de causar daños profundos en las construcciones.

Por lo general, hacen sus nidos o termiteros en el subsuelo, a unos 20 o 40 metros del sitio en el que se ha detectado su presencia. Estos bichillos se reproducen de a montones, llegando a crear colonias de hasta 3 millones de individuos, y diseñan canales dentro de la madera, lo que las hace más difíciles de detectar.

En fin, estos animaluchos pueden convertirse en un verdadero problema si no se les detiene a tiempo, ya que son capaces de comerse un mueble entero o, peor aún, acabar con las bases enteras de una construcción.

¿Por qué aparecen las termitas? 

Existen varias razones por las que las termitas suelen hacer acto de presencia, y una de ellas tiene que ver con las condiciones ambientales. Como es de esperarse, estos insectos se sienten atraídos especialmente por los lugares en los que pueden cubrir sus necesidades básicas, que son: agua, comida y un refugio cálido.

Su presencia se hace incluso más notoria durante la época de invierno, ya que el frío y la humedad típicos de la temporada dificultan la supervivencia y proliferación de estos insectos, razón por la cual tienden a alojarse en el interior de los hogares.

Como hemos dicho, las termitas se alimentan de materiales compuestos por celulosa, como la madera, el cartón y el papel, de modo que, si tienes madera para construcción dentro de tu hogar y en contacto con el suelo, estás ofreciéndoles un lugar para su hospedaje. En ese caso, te recomendamos dejar una separación de 6 pulgadas entre el suelo y la madera, aunque sería mejor si no apilaras este material dentro del hogar o en sus cercanías.

También, los troncos viejos y los residuos de construcción suelen atraer a estos bichos, por lo que es recomendable eliminarlos y preferir la madera tratada a presión o naturalmente resistente, antes que la típica madera para edificación.

Para determinar si se trata de una infestación por termitas, debes fijarte en señales propias de la presencia de estos bichillos, como lo son las pilas de aserrín o yeso, los suelos o cielos rasos levantados y los pasajes de fango en las bases de la estructura.

Tipos o especies de termitas

Existen miles de especies de termita alrededor del mundo pero las más comunes y problemáticas para los seres humanos suelen ser: las termitas subterráneas, las terminas de la madera seca y las termitas de la madera húmeda. Veamos de qué van estos pequeños bichos y cuáles son sus principales características.

Termitas subterráneas

termitas subterraneas

Son consideradas la especie más dañina para el hábitat humano. Sus termiteros comprender una gran cantidad de individuos y suelen estar a nivel del suelo, donde exista alguna fuente de comida.

Este insecto es originario de Andalucía y puede encontrarse a lo largo y ancho de la península ibérica. Sin embargo, suele hallarse en mayores cantidades en la zona del litoral mediterráneo, es decir, desde el sur de Francia hasta Valencia.

Termitas de la madera seca

Termitas de la madera seca

Este tipo de termita puede edificar sus nidos en madera con humedad de apenas 10%, ya sea en los marcos de las puertas y ventanas, en los armarios o en cualquier otro lugar que disponga de dicho material. Aunque sus colonias no son tan numerosas como las de las termitas subterráneas, suelen ser bastante problemáticas para los seres humanos.

Se encuentran principalmente en las regiones mediterráneas. Llegaron a España a través de las Islas Canarias y actualmente es posible hallarlas en las ciudades de Madrid, Barcelona, Cádiz y Alicante.

Termitas de la madera húmeda

Termitas de la madera húmeda

Estas plagas elaboran sus nidos en objetos de madera con un nivel sumamente alto de humedad, casi en estado de descomposición, razón por la que se les ha dado su característico nombre. Estos insectos no edifican sus termiteros a nivel del suelo, sino que lo hacen sobre la madera que se halla dispuesta en la tierra, especialmente si se trata de madera descompuesta.

Mordedura o picadura de termitas

A pesar de que la población de termitas puede ocasionar daños graves a las casas y tras propiedades, estos bichillos no son conocidos por atacar directamente a los seres humanos. Si bien las termitas subterráneas tienen un aparato bucal que les permite morder a las personas, rara vez tienden a hacerlo, pues generalmente suelen utilizarlo para morder la madera u otros objetos cargados de celulosa que les sirven de alimento, o bien para atacar a otros insectos que representan una amenaza.

Mordedura de las termitas

De tal manera, si experimentas una infestación por termitas en casa, no debes preocuparte por el hecho de que puedan morderte o picarte, sino más bien enfocarte en proteger las bases de la construcción, ya que pueden acabar con ellas y hacer que la infraestructura se venga abajo.

En vista de ello, es muy importante que contactes a un especialista en el control de plagas, quien, luego de realizar una debida inspección y detección del problema, determinará las técnicas de exterminio y las medidas provisorias a utilizar.

¿Son peligrosas las termitas? 

Aunque pueden parecer inofensivas por el hecho de no atacar a las personas, estos bichos representan un peligro para las construcciones y, por consiguiente, para quienes viven dentro de ellas.

Las termitas de la madera seca construyen túneles en sus colonias, devastando la madera, lo que hace que su estructura interna se debilite. Al pasar el tiempo, el problema se hace mayor y la madera se cae, por lo que estos animalillos pueden ser más peligrosos de lo que se cree.

Son peligrosas las termitas

El daño que ocasionan las termitas es progresivo y difícil de detectar en un inicio, de manera que, una vez que se descubre, puede que el daño sea bastante grave. Además de esto, suelen expulsar las materias fecales fuera de la colonia, ensuciando el lugar con sus bolitas de heces bastante desagradables.

Cómo eliminar a las termitas

Por si no lo sabes, una colonia de estos bichillos puede acabar con hasta 5 gramos de madera por día, lo que, aunque parezca poco, puede empeorar muchísimo si no se toman las medidas de control adecuadas.

Pues bien, ya que las termitas son una plaga bastante difícil de erradicar, es necesario recurrir a un tratamiento contaste, de la mano de expertos en el control de plagas. Algunos de los métodos de exterminación que pueden ofrecernos son:

Sistemas de cebos

Se trata de una especie de trampas que se colocan en el sitio de infestación para monitorear la presencia de los animalillos. Los expertos en el control de plagas se encargan de realizar un seguimiento periódico de las estaciones de cebos para detectar la actividad de termitas. Seguidamente, proceden con la eliminación de la colonia, lo que puede tardar incluso un año, y luego realizan un seguimiento o monitoreo para garantizar que el problema se haya erradicado y no haya señales de reinfestación.

Tratamiento convencional

Este método consiste en la inyección de productos biocidas, aplicados directamente sobre las áreas afectadas o sobre el suelo, lo que crea una barrera protectora contra las termitas, que abarca toda la superficie de la infraestructura.

Tratamiento con tienda de campaña

Se trata de uno de los mecanismos de exterminación de plagas más seguros que existen. Si bien es cierto que la fumigación puede acabar por completo con estos bichos, hay quienes no se sienten cómodos con la aplicación de productos químicos en sus espacios. Por eso, una buena alternativa es utilizar el método de la tienda de campaña, utilizando solo aire caliente como elemento fumigante.

Consiste en elevar la temperatura dentro de la construcción a aproximadamente 49°C, matando a todas las termitas y a sus huevecillos. El calor debe llegar hasta el núcleo de la madera para que el tratamiento sea realmente eficaz.

Cómo eliminar a las termitas

Ahora bien, este método no es aprovechable en todas las áreas, sin embargo es mucho más seguro que la fumigación con productos químicos venenosos y puede resultar una excelente opción.

Existe otra alternativa y consiste en el uso de dispositivos de microondas, los cuales hacen que los fluidos corporales de estos insectos lleguen a hervir, causándoles la muerte. Hay que tener en cuenta que este método debe aplicarse directamente sobre el termitero y puede ocasionar ciertos daños en las placas de la madera.

En fin, solo después de que los expertos en el control de plagas, específicamente de termitas, hayan realizado una evaluación detallada del asunto, podremos decidir cuál será la mejor alternativa para erradicar el problema, siempre basándonos en las recomendaciones de estos especialistas. De modo que, apenas se presuma de la existencia de estos bichillos, lo primero que debemos hacer es recurrir a un especialista en control de plagas y tratamientos de la madera, quien nos ayudará a deshacernos de estos molestos insectos de una buena vez.

Remedios caseros para acabar con las termitas

Pues bien, si los productos químicos no son lo tuyo y prefieres optar por alternativas caseras y más naturales, aquí encontrarás algunos remedios efectivos y fáciles de preparar que te ayudarán a acabar con las molestas termitas.

Borato de sodio contra las termitas

El borato de sodio funciona como un poderoso insecticida y puede acabar con muchos insectos. Lo que sucede con este producto es que, una vez que la termita come el borato de sodio, no es capaz de digerir ningún otro alimento, por lo que no podrá alimentarse y morirá a falta de nutrientes.

Para beneficiarte de las propiedades del borato de sodio, debes mezclar ½ kilo de éste junto con 4 litros de agua, y luego aplicar la mezcla sobre las superficies de madera en las que sospeches que pueda haber termitas.

Mezcla de jalea de uva y ácido bórico 

Puede parecer una locura pero es un remedio bastante efectivo contra estos insectos. Solo tienes que mezclar 3 cucharadas de alimento para gatos, 1 cucharada de ácido bórico y 4 cucharadas de jalea de uva. Coge la mezcla y espárcela en los lugares donde creas que puede haber termitas.

Vinagre blanco y aceite de oliva

Remedios caseros para acabar con las termitas

El vinagre es otro de los repelentes naturales más recomendados para todo tipo de bichos. Prepara una solución con ¼ de taza de vinagre blanco y 1 taza de aceite de oliva. Humedece un paño con la mezcla y pásalo sobre tus muebles y superficies de madera.

Más trucos para deshacerse de las termitas

En caso de que no puedas recurrir a los remedios caseros que te hemos dado, tal vez puedas emplear estos truquillos para deshacerte de las termitas de una buena vez.

Aceite esencial

Los aceites esenciales (ya sean de eucalipto, naranja, vetiver o  brote de clavo) son excelentes para repeler insectos, y las termitas no son la excepción. Solo debes colocar un poco de aceite en un cuenco o pulverizarlo en las áreas donde sospeches que pueden estar estos bichillos.

Aloe vera

Más trucos para deshacerse de las termitas

Esta planta es buenísima para un sinfín de cosas, y también lo es para exterminar a las molestas termitas. Solo debes aplastar una planta de aloe vera y remojarla en una cubeta con agua. Pasadas un par de horas, agrega en un recipiente con pulverizador, una pare de aloe por cada cinco partes de agua y aplica sobre los termiteros.

Ahora que sabes todo  sobre estos insectos, serás capaz de lidiar con el problema de forma segura y definitiva.

Otros artículos interesantes sobre las termitas

 

Quizá te interese saber más sobre estas plagas:

Como eliminar escarabajos

Como eliminar avispas

Como eliminar polillas

Como eliminar ratas

Como eliminar hormigas

Como eliminar acaros

Como eliminar garrapatas