Procesionaria: la guía definitiva y cómo eliminarla

procesionaria u oruga del pino

Son muchos los insectos y bichos que suelen aparecer cuando se tienen jardines, muchos de los cuales quisiéramos evitar. Tal es el caso de la procesionaria u oruga del pino, la cual se ha encargado de atemorizar a todos los amantes de estas hermosas plantas coníferas.

Y es que este horripilante bichillo no solo promueve la defoliación, sino que también representa una amenaza para la salud.

Así, no solo las plantas se ven afectadas por su presencia, pues lo mismo ocurre con personas y animales.

Evidentemente, nadie quiere poner en riesgo su salud, la de su mascota o la de su arbusto de pino.

De manera que hemos diseñado la guía definitiva de la procesionaria y cómo eliminarla, para ayudar a aminorar este problema.

¿Qué es la procesionaria?

Qué es la procesionaria

La procesionaria, también llamada oruga del pino, es un gusano que vive y ataca las plantas coníferas como el pino.

Estas orugas se caracterizan por estar cubiertas de pelos urticantes que las convierten en un verdadero peligro de la naturaleza.

El nombre de procesionaria le viene dado porque tiende a realizar una procesión serpenteante de muchas de estas orugas.

Dicha procesión puede verse generalmente en pinares, o también en sitios urbanizados en los que se tengan pinos plantados.

En cuanto a su distribución, suele estar en los bosques de pinos ubicados al sur y centro de Europa, así como en África del Norte y el Cercano Oriente.

Sin embargo, también se le puede encontrar en árboles como el cedro y el abeto, a los que suele defoliar.

Respecto a su ciclo de vida, la puesta de huevos de la procesionaria inicia aproximadamente en el mes de agosto.

Este bichillo forma nidos muy fáciles de distinguir por parecerse a un algodón de azúcar enrollado en el árbol.

Luego de un mes de la puesta de huevos, nacen las larvas u orugas de pino, y entre los meses de enero y marzo bajan en busca de tierra suave para enterrarse, formar un capullo y finalmente convertirse en mariposa.

Así, una vez culminada esta metamorfosis, se inicia nuevamente el ciclo reproductor de estas terribles y peligrosas plagas.

¿Por qué aparece la procesionaria?

Por qué aparece la procesionaria

 

Ahora que sabes qué es la procesionaria, seguramente te estarás preguntando cuáles son las causas de su aparición.

Pues bien, como sabrás, a estos gusanillos les gusta vivir en los pinos y las plantas coníferas, como el cedro.

Por ello, si tienes estas plantas en tu jardín o vives cerca de pinares, puede que les veas por allí.

Asimismo, otra de las causas de la aparición de estos bichillos son las altas temperaturas y la falta de lluvias.

Por eso, al cesar el invierno y llegar la primavera, suele verse a la procesionaria plagando todo tipo de pinos.

Y es que, si bien es cierto que prefiere el pino negro, esta alimaña también puede afectar a otros ejemplares.

Así, el pino canario, el pino carrasco, el pino piñonero y el pino silvestre son también parte de sus víctimas.

hábitat de la procesionaria

Generalmente, las mariposas de la procesionaria del pino salen al inicio del mes de mayo, apareándose y depositando sus huevecillos en los árboles.

Pasados 30 o 40 días, los huevos eclosionan y nacen las orugas, que 30 días después ya tienen pelillos urticantes.

Las procesionarias forman sus nidos como una especie de bolsones de seda que utilizan como refugio durante el invierno.

Por supuesto, estos nidos están sobre los árboles y parecen más bien una especie de algodón enmarañado.

Una vez entrada la primavera, las orugas bajan del árbol y buscan un sitio dónde enterrarse para convertirse en crisálidas.

Arribado el verano, las mariposas salen de la tierra y van en busca de pinos para iniciar un nuevo ciclo.

Tipos o especies de procesionaria

especies de procesionaria

Realmente, la procesionaria no tiene especies o tipos en los que dividirse, pues se trata siempre de la misma oruga.

Sin embargo, puede asociarse con diferentes clases de pino, como los que mencionábamos en el segmento anterior.

Asimismo, este bichillo puede apreciarse en 4 etapas distintas, que son: huevo, larva, crisálida y mariposa adulta.

En cuanto a apariencia, la larva de procesionaria se caracteriza por tener cientos de pelillos urticantes cubriendo su cuerpo.

Pueden variar en sus tonalidades, aunque es muy frecuente verlas de color oscuro con pelillos largos entre amarillo y blanco.

En su etapa adulta, las mariposas de la procesionaria del pino son bastante parecidas a las polillas.

Casi siempre se las ve de color café claro, con la cabeza y el cuerpo cubiertos de pequeños pelos.

Picadura de la procesionaria

Picadura de la procesionaria

En realidad, la procesionaria del pino no propina picaduras o mordeduras a las personas o animales.

Sin embargo, esto no quiere decir que no tenga ningún efecto nocivo sobre nuestra salud o la de nuestras mascotas.

Por el contrario, el simple contacto con esta oruga puede generar serias complicaciones y convertirse en una verdadera emergencia.

Y es que el cuerpo de este animalucho está cubierto de pelillos urticantes que se desprenden y vuelan por allí.

De manera que, al entrar en contacto con alguno de ellos, puede aparecer una irritación de oídos, nariz y garganta.

Asimismo, pueden aparecer reacciones alérgicas como sarpullido o erupción en el cuello, los brazos, las piernas y el abdomen.

Usualmente, la urticaria acaba por ceder de forma espontánea, aunque en personas sensibles los síntomas pueden empeorar.

En ese caso, la irritación puede durar varias semanas y acabar ocasionando complicaciones a nivel respiratorio.

Así, aunque estos bichillos no propinan picaduras o mordeduras, pueden afectarnos con el simple contacto de sus horrendos pelillos.

Por eso, es realmente importante mantenernos alejados de la procesionaria, empleando distintas medidas para su control, en caso de infestación.

¿Son peligrosas las procesionarias?

contacto con oruga de procesionaria

 

Si prestaste atención a la sección anterior, ya sabrás que la procesionaria es un bichillo más que peligroso.

Como te hemos comentado, esta oruga está cubierta de pequeños pelillos que pueden causar urticaria al simple tacto.

De tal manera, personas y mascotas pueden presentar irritaciones severas al tocar a las larvas de la procesionaria del pino.

En el caso de los animales, su curiosidad por el movimiento de estos animalillos, puede hacer que los ingieran.

Esto puede ocasionarles urticaria e incluso conjuntivitis, resultando necesario la administración de tratamientos anti inflamatorios.

Asimismo, puede requerirse la aplicación de un lavado de hocico y de estómago, para evitar mayores daños.

En tal caso, si una mascota suele merodear por zonas rodeadas de pinos, es importante prestarles mucha atención.

Así, si presenta inflamación o síntomas propios del contacto con una procesionaria, es necesario acudir al médico veterinario con urgencia.

Por si te lo preguntas, los mismos efectos suelen aplicar en el caso de los seres humanos.

Son peligrosas las procesionarias

El contacto con los pelillos urticantes de la oruga puede generar en la piel irritaciones severas y reacciones alérgicas alarmantes.

Ronchas rojizas, ardor y comezón son algunos de los síntomas que puede producir la rozadura con este animalillo.

Asimismo, puede aparecer conjuntivitis en la persona afectada, además de dificultad respiratoria en los casos más graves.

En caso de entrar en contacto con una de estas orugas, se debe acudir al médico con carácter de emergencia.

El especialista de la salud decidirá si se debe aplicar un antihistamínico o corticoides para controlar la reacción.

¿Cómo eliminar a la procesionaria?

Cómo eliminar a la procesionaria

Existen distintas medidas que pueden aplicarse para eliminar a la procesionaria, y aquí te dejamos algunas de ellas.

Hacer una trampa de plástico y agua

Una alternativa simple para acabar con las orugas es colocar un plástico duro adherido al perímetro del tronco del árbol.

Sobre este plástico deberá colocarse abundante agua, para que cuando las orugas bajen, acaben por ahogarse.

Desenterrar las crisálidas

Como sabes, cuando las orugas bajan del árbol, se arrastran hasta encontrar una zona adecuada para enterrarse y crisalidar.

Usualmente, lo hacen en las cercanías del pino y dejan una evidencia de que están bajo la tierra.

Así, si observas un montoncillo de arena removida, de unos 15 cm de diámetro aproximadamente, allí habrá una procesionaria.

Lo que debes hacer es desenterrarla y deshacerte de ella, preferiblemente quemándola con un mechero.

Utilizar trampas de feromonas

Otra manera de acabar con la procesionaria es utilizando feromonas sintetizadas de la hembra para atraer al macho.

Si se captura al macho de la especie, no es posible que estos bichos se reproduzcan y, ¡adiós problema!

Si todo esto falla, no dudes en consultar con un especialista en el control de plagas para obtener una solución.

Remedios caseros para acabar con la procesionaria

Si tienes una invasión de procesionarias en tus plantas, tal vez quieras probar estas alternativas caseras para eliminarlas.

Remedios caseros para acabar con la procesionaria

Recolección manual

La manera más sencilla de acabar con estos bichos es recolectarlos con la propia mano.

Por supuesto que no lo harás sin protección, debes usar guantes o pinzas para coger a estos peligrosos bichillos.

Además, si han formado nidos en los árboles, deberás quitarlos para evitar que proliferen.

Lo más recomendable es coger un mechero y prender candela tanto a las orugas, como a sus nidos.

Agua y jabón

Esta es una de las opciones más prácticas, accesibles y efectivas para controlar las infestaciones por orugas y otros bichos.

Para preparar este remedio casero, coge una botella con pulverizador y llénala con agua y jabón de lavaplatos.

A continuación, rocía la mezcla sobre las plantas afectadas por la procesionaria y verás que abandonan la misma.

Tabaco

Remedios caseros para acabar con la procesionaria

Otra alternativa bastante efectiva para eliminar a la oruga del pino consiste en utilizar un poco de tabaco.

Coge un paquete de cigarrillos y colócalos en una cazuela con agua hirviendo.

Si acostumbras fumar y tienes cenizas en un recipiente, puedes utilizar éstas en lugar de los cigarrillos enteros.

Luego, vierte la mezcla en una botella con pulverizador y rocíala sobre las plantas, sin abusar.

Ten mucho cuidado porque si echas demasiada mezcla, puedes acabar por dañar tus pinos.

Esto servirá para espantar a las procesionarias y mantenerlas alejadas de tu huerta o jardín.

Más trucos para matar a la procesionaria

Si todo lo anterior no te ha funcionado o no te convence del todo, tal vez puedas probar  lo siguiente.

Introduce depredadores naturales

Más trucos para matar a la procesionaria

Sí, puede sonar loco, pero llevar a ciertos animalillos a tu jardín puede ayudarte a resolver este pequeño problema.

Por si no lo sabes, la procesionaria es comúnmente presa de pájaros insectívoros como los carboneros y los herrerillos.

Asimismo, los murciélagos, las avispas, las hormigas y las cigarras también son depredadores de este horrendo bicho.

En ese caso, puedes promover la estadía de estos animales en las zonas donde tengas pinos que quieras proteger.

Por ejemplo, puedes colocar casas y comederos para aves en tu jardín, y de seguro servirá para atraerlas.

Tal vez no te agrade la idea, pero siempre es una opción con la que puedes contar.

Bacillus Thuringiensis

Otros trucos para matar a la procesionaria

La última opción que puedes explorar para mitigar el problema de la procesionaria es el Bacillus Thuringiensis.

Se trata de un producto que puede encontrarse fácilmente en los viveros, y que comprende una bacteria con toxinas naturales que, al mezclarse con agua y aplicarse en pulverizaciones, puede ayudar a eliminar a estos bichos.

El efecto de este producto es tal, que penetra la planta y cuando el insecto la ingiere, acaba por envenenarse.

El único problema es que solo sirve para acabar con la procesionaria del pino en su etapa larvaria.

Por eso, no es realmente la mejor alternativa cuando se tienen gusanos adultos, requiriéndose otras medidas.

Sin embargo, si se aplica el producto cada 5 días durante la temporada de infestación, es posible impedir su maduración.

Por si te interesa, este producto es ecológico y puede utilizarse para cuidar de las huertas sin causarles ningún daño.

Ahora que sabes todo acerca de la procesionaria y cómo eliminarla, podrás mantener tus pinos saludables y sin estas orugas.

No obstante, si el problema se exacerba, no dudes en contactar a un especialista en el control de plagas.

Él evaluará si se trata de una infestación por estos bichos y podrá recetarte el tratamiento adecuado para erradicarlos.