Ácaros: La guía definitiva y cómo eliminarlos

Aunque no lo creas, cuando vamos de paseo por el campo e incluso cuando estamos en casa disfrutando de un buen libro, viendo una película o comiendo un simple bocadillo, estamos en compañía de un montón de seres diminutos como los protozoos, los hongos, las bacterias y los terribles ácaros. Estos últimos se han convertido en un problema para muchas personas, quienes sufren molestas alergias a causa de su presencia, por lo que acabar con ellos resulta más que nada una prioridad.

Es por ello que en esta ocasión hablaremos un poco acerca de estos animalillos, por qué aparecen en nuestros hogares y qué podemos hacer para solventar el enorme problema que pueden llegar a causar.

¿Qué son los ácaros?

Los ácaros son unos bichos de pequeño tamaño que pertenecen a la familia de los arácnidos, donde también se encuentran los escorpiones y las arañas. Hoy en día, se han registrado alrededor de 50.000 tipos de ácaros, aunque cada vez continúan apareciendo nuevas especies, existiendo unas 100.000 aún por clasificar.

La presencia de estos animalillos se ha descubierto en todo tipo de ambientes a lo largo y ancho del planeta, en montañas y volcanes, e incluso en fosas oceánicas y regiones polares. Sin embargo, tienden a ser más abundantes en las zonas costeras y en aquellos lugares con mucha vegetación, ya que presentan las condiciones perfectas para que puedan sobrevivir y proliferar.

Por desgracia, los ácaros no solo están presentes en los ambientes naturales, sino que además han llegado a plagar nuestros domicilios, escurriéndose en nuestros colchones, muebles, almohadas, peluches e incluso en nuestra ropa y nuestro cuerpo, lo que, por supuesto, no nos resulta para nada agradable.

¿Por qué aparecen los ácaros?

Ahora que sabes qué son los ácaros, es muy probable que te estés preguntando: ¿por qué aparecen? Pues bien, lo primero que debes saber es que los ácaros se alimentan de los restos de descamación humana, cabellos y uñas, por lo que buscan la manera de colarse en nuestros hogares y estar cerca de nosotros para darse un gran festín. A estos bichillos no les gusta estar expuestos a la luz, así que se esconden entre la tela de la ropa de cama, las cortinas, las alfombras, e incluso en nuestra ropa favorita.

Asimismo, el hecho de tener una habitación repleta de polvo hace aún más probable la aparición de ácaros, ya que un solo gramo de polvo puede contener hasta 10.000 de estos bichos.

porque aparecen los acaros

Por otra parte, es posible encontrar algunos de ellos viviendo en graneros, establos y lugares de almacenamiento, ya que ciertas especies tienen a alimentarse de harina, granos y cereales.

En cuanto a las condiciones para su supervivencia y reproducción, la presencia de los ácaros es aún mayor cuando las temperaturas y la humedad son relativamente elevadas, considerando unos 25°C y un 75% de humedad.

Tipos o especies de ácaros

Ahora bien, aunque existen muchísimas especies de ácaros, las más importantes y problemáticas son:

Ácaros de almacén

acaros de almacen

Se encuentran en los productos alimenticios que han sido mal conservados, así como en el polvillo que se acumula en las cocinas y en las despensas, y pueden causar alergias y enfermedades respiratorias en quienes manipulan granos, harinas y productos similares.

Ácaros de polvo

acaros de polvo

Este tipo de ácaro se alimenta de los restos de nuestra piel, uñas y cabellos, y suelen estar en colchones, muebles, cortinas, alfombras, ropa de cama, etc. Son considerados los principales causantes de la mayoría de alergias y asmas en todo el mundo.

Ácaros rojos

acaros rojos

Este tipo de ácaro se conoce también como araña roja y ataca principalmente a las plantas, los cultivos y los árboles frutales.

Garrapatas

garrapatas

Aunque son de mayor tamaño, también se les considera dentro de la familia de los ácaros. Esta especie se alimenta de la sangre de los animales y de los seres humanos, llegando a transmitir enfermedades delicadas como la meningoencefalitis y la enfermedad de Lyme.

Piojillo de las aves

piojillo de las aves

Se trata de un ectoparásito hematófago que se alimenta de la sangre de las aves, sobre todo durante la noche, llegando a causarles un cuadro de anemia.

Picadura o mordedura de los ácaros

Existen muchos tipos de picadura o mordedura de ácaros, aunque las especies que muerden y penetran en la piel son principalmente el Sarcoptes scabiei, que puede transmitir escabiosis o sarna, y los ácaros Demodex, los cuales producen dermatitis.

Por lo general, es la picadura de los ectoparásitos de pájaros, roedores o mascotas la que produce dermatitis en los humanos. Los bichos de este tipo pueden picar a quienes manipulan aves y a quienes tienen gatos, perros, roedores o animales de granja como los cerdos, aunque también se encuentran presentes en los cúmulos de paja, llegando a morder a las personas que trabajan en establos.

picadura de los acaros

Los ácaros de almacén pueden desencadenar dermatitis alérgica o prurito del tendero. Sin embargo, no lo hacen a través de una mordida o picadura; lo que sucede en este caso es que algunas personas son sensibles a sus alérgenos o a sus heces, y es esto lo que les causa una dermatitis alérgica.

En cuanto a los ácaros de polvo, estos tampoco muerden, solo se alimentan de los restos de la piel descamada que hay en nuestras almohadas, colchones y ropa de cama. Aun así, son una molestia para muchos porque los alérgenos en su exoesqueleto y sus desechos fecales también suelen producir reacciones alérgicas.

¿Son peligrosos los ácaros? 

En cuanto a si los ácaros son o no peligrosos, quizás debamos decir que sí lo son, ya que estos pequeños bichillos no solo pueden producirnos alergias, sino que además pueden desencadenar ataques de asma un tanto delicados. De hecho, 2 mg de ácaros por gramo de polvo pueden causar una reacción alérgica en personas hipersensibles, mientras que 10 mg por gramo de polvo pueden producir una crisis de asma.

son peligrosos los acaros

Si bien se piensa que los ácaros en sí mismos son inofensivos para el ser humano, la picadura de algunos de ellos y sus materias fecales pueden ocasionar cierto tipo de daño. Se estima que un ácaro es capaz de emitir 20 particulas fecales por día, las cuales tienen el poder de generar reacciones alérgicas aun cuando el bicho haya muerto. Estas partículas pueden quedar suspendidas en el aire y, una vez aspiradas, entran a nuestro sistema respiratorio y producen reacciones fisiológicas y bioquímicas que acaban por presentar un cuadro alérgico.

Afortunadamente, de la amplia variedad de ácaros que han sido identificados, solo 25 especies se han considerado como potencialmente alérgicas para el hombre, aunque son estas chiquillas las responsables de que enfermedades delicadas como el asma sean cada vez más agudas.

Cómo eliminar a los ácaros

Si estas plagas se han convertido en un problema para ti y los tuyos, nada mejor que los siguientes consejos para acabar con ellas de una buena vez.

Lava semanalmente la ropa de cama

Como ya sabes, estos molestos bichillos se ocultan en las sábanas, fundas de almohada y en el colchón donde duermes, así que te recomendamos lavar la ropa de cama, como mínimo una vez a la semana. Procura hacerlo con agua caliente, a una temperatura no menor a los 60°C, para acabar con los ácaros del polvo y sus alérgenos.

En caso de que tu ropa de cama no pueda lavarse en agua caliente, puedes meterla en la secadora durante unos 15 minutos a temperatura elevada. También, si tienes artículos que no se pueden lavar, congélalos durante un día y ya no habrá ácaros para molestarte.

Controla la humedad en tu hogar

Es muy importante mantener la humedad en tu hogar por debajo del 50%, ya que de lo contrario es más fácil que estos bichillos hagan su indeseable acto de aparición. Si tienes un deshumidificador o un equipo de aire acondicionado puedes usarlos para mantener bajos tus niveles de humedad, los cuales puedes medir con ayuda de un higrómetro.

Elimina los rastros de polvo

Los ácaros tienden a esconderse en las partículas de polvo, de modo que debes encargarte de eliminar hasta el más mínimo rastro de él. Para ello, coge un paño húmedo para retirarlo de las superficies de tu hogar, en lugar de usar materiales secos, esto hará que el polvo se adhiera al paño, evitando que pase al aire y vuelva a caer sobre las superficies.

como eliminar los acaros

Usa la aspiradora frecuentemente

Aspirar las alfombras y los muebles revestidos ayudará a limpiar todo el polvo que pueda haber en su superficie, aunque no es un método del todo efectivo para acabar con la mayoría de los ácaros del polvo y sus alérgenos, de manera que te recomendamos utilizar un filtro de partículas de aire para reducir las emisiones de polvo de la aspiradora. Ahora, si eres muy alérgico, lo mejor es que sea otro quien haga este trabajo y que evites entrar a la habitación, al menos durante las dos horas siguientes.

Disminuye la decoración lo más que puedas

Los objetos decorativos tienden a acumular polvo en ellos, dando lugar a que aparezcan estas molestas criaturillas. Por esta razón, trata de reducir tu decoración lo más que puedas, eliminando libros, revistas viejas u objetos que no sean tan necesarios, podrá parecer un poco frustrante pero valdrá la pena hacerlo.

Elimina las alfombras

Las alfombras son uno de los principales refugios de los ácaros de polvo, pues les brindan las condiciones necesarias para sobrevivir y proliferar, sobre todo si la moqueta está sobre el cemento, ya que retiene suficiente humedad y resulta mucho más atractiva para estas plagas.

Si tienes la posibilidad de reemplazar la moqueta de tus habitaciones con azulejos, madera o linóleo, ¡no lo dudes!, y piensa además en sustituir los muebles, figurillas y cortinas no lavables que tiendan a acumular polvo.

Instala un filtro de calefacción que sea de calidad

Procura comprar un filtro con un MERV (Valor de Reporte de Eficiencia Mínima) de 11 o 12 y enciende el ventilador para que haya un filtro de aire para todo tu hogar. Eso sí, no olvides cambiarlo cada 2 o 3 meses.

Remedios caseros para acabar con los ácaros

Si estás en busca de soluciones naturales para cavar con el problema de los ácaros, puedes darle una oportunidad a los remedios caseros que te hemos dejado a continuación.

remedios caseros para acabar con los acaros

Bicarbonato de sodio y aceite esencial

Una excelente idea para matarlos es hacer una mezcla de bicarbonato de socio y algún aceite esencial, que puede ser de lavanda o de menta según lo prefieras. Lo único que debes hacer es coger 1 taza de bicarbonato, verterla en un frasco junto con 4 o 5 gotas del aceite de esencial y agitar fuertemente para que se disuelva. Luego, con ayuda de un colador, esparce la mezcla por los colchones de las habitaciones y deja actuar por espacio de una hora.

Una  vez que haya pasado el tiempo, coge la aspiradora y retira  los restos de bicarbonato que hayan quedado sobre el colchón, coloca ropa de cama limpia y ¡listo, problema solucionado!

Insecticida casero con alcohol y aceite esencial

Esta receta de insecticida casero es buenísima para eliminar a estos bichillos y además es muy fácil de hacer. Lo único que necesitas es una botella con pulverizador, ½ taza de alcohol, ½ taza de agua destilada y 30 gotas del aceite esencial que quieras (lavanda, eucalipto, ciprés, etc.).

Lo que debes hacer es mezclar todos los ingredientes dentro de la botella y rociar el líquido sobre el colchón, las sábanas, las almohadas, las cortinas, las alfombras y cualquier otro lugar donde pueda haber polvo. Deja que la mezcla se evapore y despídete de estos molestos bichos.

Te recomendamos no hacer esto en presencia de niños pequeños y mujeres embarazadas.

Más trucos para matar a los ácaros

No solo los remedios caseros son muy buenos para matar a los ácaros, también hay algunos truquillos que puedes poner en práctica para solucionar este pequeño asunto de una vez por todas.

Utilizar la luz solar

Los ácaros no son resistentes a la luz del sol, de modo que te recomendamos colgar la ropa, las sábanas, las fundas de almohadas y todos los artículos de cama para que la luz solar penetre en ellos. También puedes sacar los colchones, los muebles y las alfombras a tu patio o jardín para que reciban la luz directa del sol.

Recurrir al congelador

mas trucos para matar a los acaros

Puede sonar un tanto loco pero congelar la ropa de cama que no se puede lavar, además de los juguetes y otros artículos de decoración es una gran idea para exterminar a estos bichos. Hazlo durante 1 o 2 días y tu problema quedará resuelto.

Ahora ya tienes en tus manos las herramientas necesarias para lidiar con estos desagradables animalillos y sacarlos de tu vida y de tu hogar de una buena vez. Esperamos que nuestros consejos te sean de gran ayuda y que las alergias y los ácaros ya no sean un problema para ti.

Otros artículos interesantes sobre los ácaros

Quizá te interese saber más sobre estas plagas:

Escarabajos

Avispas

Polilla

Cucarachas

Mosquitos

Pulgas

Garrapatas

 

Ácaros
5 (100%) 2 votes