Niños con piojos: todo un reto para los padres


El mal más popular de algunos niños es padecer de piojos. Esos animalitos aparecen con mayor frecuencia en los infantes y por ello, los padres deben estar preparados para poder atender esta situación que si no se resuelve, puede desencadenar enfermedades ocasionadas por los molestos bichos que generan una picazón insoportable.

Por qué los piojos deben eliminarse de forma manual

Los expertos aseguran que hay casos en los que los piojos llegan a desaparecer solos durante una semana. Pero al cabo de ese período, vuelven y se convierte en un círculo vicioso que perjudica al niño. Los adultos no deben caer en pánico porque en la actualidad hay muchos tratamientos que ayudan a eliminar las liendres. En el mercado se encuentran cepillos antipiojos, lociones con permetrina, remedios a base de vinagre, etc.

Cuando los niños tienen piojos resulta muy complicado poder quitarlos por completo.

Esto se debe a que los chicos se desenvuelven la mayor parte del tiempo en las escuelas o guarderías, donde hay otros compañeros que sufren por estos animalitos. Especialistas dicen que algunas especies de piojos se han vuelto resistentes a los tratamientos que hay en la actualidad.

Las señales que causan alarma y preocupación sobre la presencia de piojos son que el niño se rasque con mucha insistencia y frecuencia la cabeza. Es importante revisarlos en un lugar claro para hallar los animales y las liendres que son de color blanco. Llegan a alcanzar el cuello, las orejas, la nuca y hasta los hombros.

Herramientas para eliminar piojos

Un peine antipiojos es la herramienta más eficaz para eliminar a los bichos. Dependiendo de los consejos y recomendaciones que dé el pediatra, hay que abstenerse a utilizar todo tipo de lociones y remedios caseros, pues no se sabe si puede tener efectos secundarios en el cuero cabelludo del niño. El peine tiene que utilizarse al menos unas tres veces a la semana.

Las cremas con permetrina son bastante efectivas. Una vez que se coloque en la cabeza, ésta debe cubrirse con bolsas plásticas o gorros para que los químicos cumplan la función de eliminar los piojos. Obviamente, toda esta labor debe ser realizada y supervisada por los padres o los adultos.

Dejar una respuesta