Moscas: La guía definitiva y cómo eliminarlas

Las moscas son, por mucho, uno de los animalillos más molestos que podemos encontrar en nuestras casas, sobre todo en la cocina y en el comedor, y muy especialmente durante el verano. Estos desagradables bichos no solo molestan con el zumbido que hacen al pasar, sino que además son portadoras de diversas enfermedades, ya que se posan sobre excremento, comida podrida y toda clase de porquerías.

Por fortuna, no tienes que compartir tu hogar con estas plagas, pues aquí te diremos qué puedes hacer para combatir a estos insectos y hacer que desaparezcan de una buena vez.

¿Qué son las moscas? 

Las moscas son unos insectos bastante comunes en todas partes del mundo, y se consideran artrópodos del orden de los Dípteros. Existe una amplia variedad de moscas pero la especie más abundante es la mosca común o mosca doméstica, la cual habita en territorios muy diversos. Muchos insectos han sido incluidos en la categoría de las moscas, a pesar de no pertenecer al mismo orden que la mosca común, lo que se debe al gran parecido físico que guardan con esta especie.

Las moscas poseen ojos muy grandes y sensibles a la luz, que funcionan como una especie de lentes, y se componen de cabeza, tórax y abdomen al igual que otros insectos como las arañas, las hormigas y las abejas.

Es posible diferenciar a las hembras de los machos por su tamaño y el espacio entre sus ojos, pues los machos suelen tener ambos ojos un poco más juntos que las hembras.

Al ser un insecto cosmopolita, la mosca puede estar en regiones con casi todo tipo de climas, desde los tropicales hasta los polares, y ha acompañado al hombre desde mucho tiempo atrás. Estos animales son especialmente activos durante el día, y en las noches entran en estado de reposo, similar a lo que ocurre con los seres humanos, aunque duermen mucho menos que nosotros.

En cuanto a su esperanza de vida, esta es bastante imitada en comparación con otros bichos similares. Por lo general, las moscas pueden vivir hasta un mes, tardando unos 10 días en convertirse en adultas, aunque esto es algo muy relativo, pues el tiempo de vida de una mosca depende de la especie de la misma.

¿Por qué aparecen las moscas? 

Existen diversos factores que pueden ocasionar la aparición de las moscas, por ejemplo, si acumulas basura en casa o dejas las encimeras de la cocina sucias y llenas de utensilios sin lavar, es muy probable que las atraigas directamente hacia tu espacio, ya que estos pequeños bichos van siempre en busca de algún alimento, y son tan poco exigentes que no les importará comerse los desechos o residuos que hayas dejado por allí.

Asimismo, si dejas comida a la vista de estos insectos, les estarás invitando a posarse en ella y se quedarán en tu hogar durante el tiempo que les sea posible, para poder aprovecharse de tu “generosidad”.

Por qué aparecen las moscas

Ahora, estos animalillos suelen estar en casi todas partes pero prefieren salir cuando las temperaturas son más cálidas, por eso es muy común ver a miles de ellos volando por doquier durante la época de verano.

En fin, si estás experimentando una infestación a causa de las moscas, debes evitar crearles las condiciones propicias para su supervivencia, aunque también puedes recurrir a algunas de las soluciones que te hemos planteado más adelante.

Tipos o especies de moscas

Las moscas son unos de los animalillos más abundantes en todo el mundo y existen tantas especies que, si las describiéramos todas, pasarías el resto del día leyendo acerca de ellas. Por eso, en esta ocasión hablaremos sobre los tipos de mosca más comunes y problemáticos que puedes encontrar por allí.

Moscarda azul

Moscarda azul

Esta especie se desarrolla especialmente en sustancias derivadas de la carne en estado de descomposición y, en ocasiones, en las sobras de los quesos. Suele encontrarse con facilidad habitando en los cadáveres de animales como aves y roedores.

Tábano

Tábano

La hembra del tábano es una de las especies de mosca más preocupantes, ya que suele alimentarse de la sangre de los animales, especialmente del ganado. En cuanto al macho, este se alimenta del polen de las flores.

Mosca de los devanes

Mosca de los devanes

Se trata de un tipo de mosca que vuela en enjambres y que necesita de climas cálidos para su supervivencia. Les atrae la luz y suelen volar en dirección a las ventanas, atraídas por el reflejo del sol.

Mosca de la fruta

Mosca de la fruta

Habitan en lugares repletos de desechos en fermentación, ya sean frutas, verduras o cerveza, aunque también son vistas en las áreas de desagüe y sobre los instrumentos de limpieza sucios.

Mosca doméstica

Mosca doméstica

Es la especie más común dentro de los hogares. Les atrae todo tipo de alimentos, aun en estado de descomposición, y son especialmente activas durante el día. Este tipo de moscas tienden a criarse entre la basura y en el alimento de animales domésticos.

Mosca de los drenajes

Mosca de los drenajes

Se halla con frecuencia en los cauces de aguas residuales, alimentándose de la materia orgánica de sus sedimentos. Suelen aparecer en las alcantarillas y en los sitios de desagüe. Se caracterizan por volar muy lento y pasar la mayor parte del tiempo en reposo.

Crisopas

Crisopas

Se alimentan del polen de las flores y otras secreciones, además de insectos como garrapatas rojas, piojillos, pulgones y otros bichillos de menor tamaño. Suelen estar más activas durante la tarde y la noche, y al revolotear crean un zumbido muy característico de la especie.

Mosca de la carne

Mosca de la carne

Aparecen principalmente sobre los restos de carne en descomposición, por lo que representan una gran amenaza propagadora de agentes patógenos. Por lo general, depositan sus larvas en los lugares de desechos orgánicos en descomposición y sobre el excremento.

Picadura de las moscas

Además de lo desagradables que pueden llegar a ser, las moscas también son perjudiciales para nuestra salud, especialmente si nos referimos a algunas especies tropicales, las cuales incluso pueden causarnos la muerte. Un ejemplo de ellas son las glosinas, que se alimentan únicamente de la sangre de animales y de personas, y cuya picadura es simplemente mortal.

Una vez que este insecto ataca a su víctima, le transmite un temible protozoario, llamado tripanosoma, que causa enfermedades letales. Esta especie de mosca es muy temida por quienes habitan en el Congo, en la región del lado Tanganyka, ya que es propagadora de la terrible enfermedad del sueño.

Picadura de las moscas

Entre las glosinas que habitan en África Ecuatorial se encuentra la mosca tse-tsé, una especie que ataca especialmente a los perros y a los caballos, ocasionándoles la enfermedad conocida como nagana.

Además de estas especies, existe otra llamada tábano, cuya picadura suele ser muy dolorosa; y es que, a diferencia de otros insectos que solo perforan la piel, tal como lo hace una aguja, el tábano posee una especie de pequeños cuchillos en su boca, que les sirven para cortar la piel con un movimiento similar al de las tijeras.

¿Son peligrosas las moscas? 

En cuanto a su peligrosidad, podemos decir que se trata de unos bichillos muy peligrosos para personas y animales, ya que no solo trasmiten enfermedades a través de su picadura, como hemos visto en la sección anterior, sino que además pueden hacerlo con el simple hecho de posarse en nuestros alimentos y bebidas, propagando un gran número de bacterias que cogen en los basureros y en todos los sitios poco aseados en los que suelen estar.

Son peligrosas las moscas

Desde tiempos muy remotos, la mosca ha ocasionado grandes pérdidas para los hombres, no solo humanas debido al tifus, sino también a nivel de cultivos, depositando sus larvas en ellos y echándolos a perder.

En fin, aunque puedan parecer inofensivas, estas plagas son de temer y deben ser eliminadas cuanto antes, ya que pueden representar un verdadero problema si no se les controla a tiempo.

Cómo combatir las moscas

Por supuesto, a nadie le gusta tener moscas rondando por allí, pero para combatirlas, es necesario tomar ciertas medidas y comenzar por la limpieza.

Como ya hemos dicho, a las moscas les encanta pasearse entre la basura en busca de bocadillos, además de depositar sus huevecillos en lugares cargados de desechos o sustancias orgánicas en proceso de descomposición.

Si bien es poco probable que las medidas de higiene acaben con la totalidad de estas plagas, se trata de un arma bastante poderosa que al menos puede evitar su entrada a nuestro hogar.

Medidas para evitar las moscas

Así, para combatirlas, es importante cumplir con las siguientes reglas de higiene:

  • Eliminar los restos de comida durante y después de su preparación.
  • Sacar la basura con frecuencia y mantener los recipientes o contenedores cubiertos.
  • Conservar los alimentos bien sellados y fuera del alcance de estos bichillos.
  • Prohibir la entrada de las mascotas a la cocina.
  • Mantener limpias todas las habitaciones de la casa, esto incluye el jardín o el patio, especialmente si se tiene mascotas que hacen sus necesidades dentro de casa.

Cómo combatir las moscas

Aunque son bastante simples, estas medidas pueden ayudarnos a disminuir la presencia de estos bichos en nuestro hogar. Sin embargo, es importante ser constantes y cumplir con las reglas de limpieza durante todo el año y muy especialmente en el verano, pues se trata de la época más favorable para el desarrollo y proliferación de las moscas.

Adicionalmente, podemos recurrir a los tradicionales productos en aerosol, diseñados para matar moscas y otros insectos voladores, o incluso adquirir un matamoscas, para evitar el uso de químicos y elementos tóxicos.

Ahora bien, si el problema es bastante grave y lo que se experimenta es una infestación, lo mejor es recurrir a expertos en el control de plagas para que solucionen el asunto. Ellos podrán ofrecernos medidas de control mecánico, que incluyen trampas eléctricas y mallas que impiden el paso de estos insectos a nuestro hogar o, por otra parte, podrán plantearnos el uso de productos químicos como insecticidas o mosquicidas mediante pulverizado, pincelado o en pastillas.

Remedios caseros para acabar con las moscas

Ya hemos dicho que con la limpieza no es suficiente para mantener a estos bichos alejados, y quizás te parezca un tanto molesto tener que ir tras ellos con un matamoscas o rociándoles los olorosos aerosoles del mercado. Pues bien, si buscas algunas medidas más sencillas para ponerle fin al asuntillo de las moscas, estos remedios caseros podrán caerte como anillo al dedo.

Remedios caseros para acabar con las moscas

Aceite de lavanda

El olor de la lavanda funciona como repelente natural contra muchos insectos, y las moscas no son la excepción.

Para beneficiarte de sus propiedades, coge un cacito con agua y colócala a fuego alto hasta que hierva. Luego, coge una esponja, colócala en un plato y agrega 1 cucharada de aceite de lavanda y 2 cucharadas del agua hirviendo. Deja que absorba todo el líquido y luego frota las ventanas, el marco de la puerta y todos los enseres en los que suelan posarse estos feos animaluchos. Puedes repetir el procedimiento cuantas veces quieras, humedeciendo la esponja con agua hirviendo cada día y reponiendo el aceite una vez por semana.

Jugo de cebolla

Este es uno de los remedios caseros más antiguos y útiles que hay. Puede sonar extraño, pero frotar jugo de cebolla en los marcos de puertas y ventanas es de gran ayuda para evitar el acceso de estos insectos a nuestro hogar. Si no consigues este jugo en el súper, puedes hacerlo tú mismo, pulverizando las cebollas y extrayendo todo el líquido de ellas, para luego untarlo con ayuda de un pincel o una brocha.

Más trucos para matar moscas

Si los remedios caseros no te han dejado conforme, tal vez estos truquillos para acabar con las moscas logren hacerlo.

Tiras atrapamoscas

Más trucos para matar moscas

Para atrapar a las moscas y deshacerte de ellas, puedes mezclar ¼ de taza de jarabe de maíz o cualquier otro jarabe azucarado junto con ¼ de taza de azúcar. La idea es que sea una mezcla dulce y pastosa para atraer a las moscas y lograr que se queden pegadas.

Coge algunas tiras de cartulina o papel de estraza, abre algunos agujerillos en la parte superior, pasa un hilo a través de ellos y átalos de manera que puedas colgar las tiras.

Con ayuda de un pince o brocha, coge un poco de la mezcla y úntala en las tiras de papel. Una vez que se sequen, cuélgalas en la cocina y en los lugares en los que haya más moscas. El olor de lo dulce las atraerá y lo pegajoso del jarabe las mantendrá adheridas a la tira. Así, solo tendrás que desechar las trampas cuando no soportes ver tantas moscas pegadas a ellas.

Bolsas con agua

Una de las alternativas más simples pero efectivas para ahuyentar a las moscas consiste en llenar una bolsa transparente con agua, atarla y colgarla en el exterior de la casa, de manera que quede cerca de las puertas y ventanas. El reflejo del sol en el agua creará un efecto óptico que alejará a estos desagradables insectos.

Ahora que sabes todo lo que deberías acerca de las moscas, esperamos que puedas deshacerte de ellas con la ayuda de nuestros prácticos consejos.

Otros artículos interesantes sobre las moscas

Quizá te interese saber más sobre estas plagas:

Escarabajos

Eliminar avispas

Termitas

Ratas

Hormigas

Acaros

Garrapatas

 

Moscas
5 (100%) 1 vote